• osteopatia-para-dolor-de-cuello

    Centro de osteopatía para tratar el dolor de cuello.

    Este es la tercera causa de dolor crónico. Más de una cuarta parte de los españoles dicen haber sufrido dolor en esta parte de su cuerpo.

    El dolor de cuello puede ser causado por una serie de razones:

    • Colocación incorrecta durante el sueño,  incluso sentado o de pie con una mala postura.
    • Lesiones.
    • Accidentes.
    • Levantar objetos pesados. ​​

    ¿Cómo se trata el dolor de cuello con osteopatía?

    La osteopatía tiene un papel esencial tanto para episodios agudos, como en los casos donde el dolor es crónico.

    Antes de tratarle, el osteópata le hará una minuciosa anamnesis seguida de unas pruebas para saber que alteraciones estructurales o restricciones de movilidad puede sufrir. Para ello:

    • Examinará la movilidad de cada vértebra cervical, la escapula y la articulación del hombro.
    • Hará una exploración para saber si existen grupos musculares que están tensos y no tienen la elasticidad correcta.
    • Ciertos test específicos para la zona cervical, para confirmar o descartar poder tratar a la persona con osteopatía.

    Existen remedios caseros para aliviar el dolor de cuello, que exponemos a continuación:

    • Estiramientos. Trate de estirar el cuello hacia los lados. Para empezar, inclinando suavemente la cabeza a la izquierda y a la derecha. Mantenga la cabeza lateralizada durante 20 segundos a cada lado. A continuación, coloque su mano en la parte superior de la cabeza y estire el cuello hacia el hombro, una vez a cada lado. Asegúrese de realizar estos estiramientos con movimientos lentos y suaves. Asegúrese de que lo está haciendo gradualmente. Si siente un aumento del dolor o entumecimiento, detenga ese movimiento.
    • De pie y sentado deberá estar con la espalda recta. Los músculos tratan de mantener la cabeza en la posición correcta en todo momento. Pero si no está utilizando una buena postura, puede ser que haya músculos más tensos que desencadenen un aumento del dolor. Ya sea que esté sentado o de pie, asegúrese de que sus hombros están en línea horizontal sobre las caderas, y sus orejas están en  línea horizontal sobre sus hombros.
    • Aplicar calor o frío. Otra estrategia para aliviar el dolor de cuello consiste en calentar o enfriar la zona dolorosa. Se puede aplicar una compresa caliente o fría para aliviar el dolor de cuello durante aproximadamente 15 minutos, de cuatro a seis veces al día. Tenga cuidado de usar una toalla para evitar el contacto directo con la piel.
    • Hablar por teléfono con altavoz. Hablar por teléfono con el receptor del teléfono sujeto entre el cuello y el hombro puede crear tensión en el cuello.
  • No se resigne al dolor y piense que es normal. Cuando los remedios caseros no le estén ayudando, considere buscar el consejo de un profesional