• Zona Moncloa

    Av. Reina Victoria 70. Madrid

  • 91 805 20 60

    Llámanos Ahora

  • Bases científicas de la Acupuntura

    Acupuntura-bases-cientificas

    La acupuntura en occidente estaba carente de bases científicas hasta hace poco tiempo. La medicina tradicional china según nos ha sido transmitida desde hace milenios, está desprovista de unos aspectos importantes que forman parte de la idiosincrasia occidental y qué es precisamente el aspecto científico de dicha medicina o disciplina. Nuestra cultura no admite postulados que no sean demostrables desde el punto de vista científico.

    El Dr. Carlos Nogueira, que actualmente da clases en ISMET. Nos explica las bases científicas de la acupuntura:

    La acupuntura ha sido la gran medicina durante siglos y todavía sigue siéndolo. De hecho, más de la mitad de la población se ha tratado alguna vez o se está tratando con acupuntura, tiene unos efectos constatados. Aunque no se entendiera muy bien el por qué, era asumida como una técnica terapéutica. Igual que la aspirina tiene su efecto en el tratamiento del dolor aunque todavía actualmente no se sepan muy bien todos los mecanismos a través de los cuales hace efecto.

    Pero llegó un momento en que la acupuntura para ser considerada una ciencia biomédica precisaba de aportes científicos, que le permitieran integrarse con ciertas garantías dentro del contexto académico y sanitario occidental. Ese camino comenzó hace 50 años aproximadamente  de la mano del Dr. Van Nghi y coincidiendo con el desarrollo de las ciencias biofísicas, sobre todo la física cuántica donde se demostró que materia y energía era la misma cosa en diferentes estados de manifestación. Entonces surge la demostración de que la acupuntura es una ciencia biomédica fundamentada en unos postulados científicos claramente definidos.

    Por ejemplo el ser humano expele una energía que son infrarrojos de 40 micras de longitud de onda y no es ningún halo mítico como el de los santos que se les veía envueltos en un haz de luz. Esa luz o esa energía es común a todos, de hecho si se quiere localizar a un individuo por la noche sólo hay que tener un visor de infrarrojos capaz de captar la emisión infrarroja de ese individuo.

    En cuanto a los meridianos de acupuntura está claramente demostrado que un meridiano de acupuntura es una ruta electromagnética que ofrece menor resistencia al paso de una corriente de bajo voltaje, con lo cual si a un individuo le das una masa que tenga un determinado voltaje, le puedes medir la resistencia con un amperímetro que te marca la intensidad.

    Los aparatos modernos de biomediciones se fundamentan en la ley de Ohm . Por tanto los meridianos de acupuntura están perfectamente definidos, de hecho hay investigaciones que determinan que hay un área en determinada zona de la piel donde aparecen unas rutas que ofrecen menor resistencia al paso de una corriente de bajo voltaje y que coinciden con los meridianos de acupuntura descritos hace 5.500 años. Por tanto todos los postulados de la medicina tradicional china son entendidos desde el punto de vista biofísico y eso abre la mente a las personas de occidente que hemos tenido una educación ortodoxa y cartesiana, que hacía que la acupuntura bajo el punto de vista tradicional, fuera admitida pero no fuera investigada adecuadamente porque no había mecanismos de investigación que pudieran demostrarnos desde un punto de vista científico como funciona.Esto ha tenido un éxito muy grande en todos los países donde se ha desarrollado la acupuntura bioenergética y cada día se investiga más y más profundamente en estos campos.

    Mucha gente rechaza la acupuntura cuando le hablas de que es una medicina energética porque el médico occidental argumenta que el cuerpo humano produce energía a partir de la combustión de la glucosa a través de la molécula de ATP y esta energía se utiliza para producir los procesos biológicos. Pero todo el ATP del mundo sería incapaz de mover un asa intestinal si no hubiera un meridiano de intestino grueso que provoca los dinamismos de ese intestino grueso. De tal forma que yo puedo producir todo el ATP del mundo, que como el meridiano principal del intestino grueso no tenga energía, seré estreñido y si tiene mucha energía tendré diarrea y si el meridiano principal de corazón no tiene energía voy a ser hipotenso y si tiene mucha seré hipertenso. Por tanto no tiene nada que ver la energía que circula por los meridianos, qué es la encargada de los biodinamismos de los órganos internos, que la energía producida por la combustión de la glucosa. Son dos conceptos paralelos y complementarios. Si no existieran los meridianos de acupuntura el individuo estaría en una pura hibernación, sería un vegetal, produciría energía para los procesos biológicos pero no se movería, no miraría, no defecaría y no comería. Si un meridiano de acupuntura tiene mucha energía hay una hiperactividad dinámica en ese órgano y si tiene poca energía hay una hipoactividad dinámica de ese órgano.

    Este aporte de la bioenergética donde ya tenemos aparatos que puedan medir la energía que circula por los meridianos de acupuntura, es fundamental para que la acupuntura vaya ganando espacio en nuestra cultura occidental, darle un aspecto científico, y se considere una ciencia biomédica y no solamente una filosofía mística de una civilización muy avanzada pero que hasta ahora no se ha podido justificar.