• Acupuntura Madrid

    Acupuntura Madrid

    ¿La medicina convencional no te da resultados? o incluso  te ocasiona efectos secundarios?

    la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce la Acupuntura como eficaz para el tratamiento de al menos 49 enfermedades y desórdenes, entre los cuales se encuentran:

    Aumenta la fertilidad, Dolor Crónico, Colon irritable, Contrarresta los efecto secundarios de la radiación, Contracturas musculares, Gastritis crónica, Alteraciones en la Piel, Migrañas, Neuralgia del trigémino, Sinusitis, Asma, Bronquitis... y por supuesto combate muy eficazmente los problemas de Ansiedad, Estrés crónico y todas las consecuencias que ello provoca como fumar, insomnio, comer exageradamente...

    Solo en Europa más de cien millones usan la Medicina Tradicional y Complementaria (MTC). 

    Recientes investigaciones realizadas con médicos de diferentes especialidades, para conocer la perspectiva que tienen acerca de la Acupuntura y la medicina convencional, se llegó a la conclusión que actualmente tenemos dos medicinas, que no se oponen la una a la otra, sino por el contrario, entre las dos, nos acercamos mucho más a la verdadera "Medicina Integral". Por eso no comparamos la Acupuntura con la Medicina Convencional, cada una es tan importante como la otra. Pero de acuerdo al problema de cada persona, se pueden utilizar ambas, para complementarse y dar un mayor beneficio al paciente.

    ¿Cómo es una sesión de Acupuntura?

    Una sesión de acupuntura consiste en introducir agujas muy finas en puntos específicos, de forma que se actúa sobre los canales del cuerpo que están desequilibrados en cuanto al flujo de sangre y/o energía y están provocando la enfermedad por la cual el paciente acude a la terapia.

    Las agujas quedan en el cuerpo entre 20 y 40 minutos. Depende de lo que la persona necesite. Durante ese tiempo muchos pacientes  se duermen.

    Hay veces que se pueden recibir tratamientos adicionales durante la acupuntura para aumentar el flujo de energía:

    • Las agujas podrían estimularse con una corriente eléctrica muy apacible (electroacupuntura).
    • Se pueden calentar puntos del cuerpo con "moxa", es un material suave preparado de la yerba mugwort seca.
    • Pueden usarse ventosas para crear una succión encima de puntos específicos.

    La mayoría de los pacientes se sorprenden porque esperan sentir dolor y comprueban que la sesión es más relajante que molesta.